Macrólido

Estructura de la eritromicina mostrando el anillo macrocíclico

EL MEDICO ES EL UNICO CAPACITADO PARA INDICARTE MEDICAMENTOS, ESPECIALMENTE ANTIBIÓTICOS. LA AUTOMEDICACIÓN ES PELIGROSA Y PUEDE TENER COSECUENCIAS FATALES.

Los macrólidos son un grupo de antibióticos muy relacionadas entre sí que se caracterizan por tener un anillo macrocíclico de lactona con 14 a 16 miembros, cuyo prototipo, y el macrólido más utilizado, es la eritromicina. La claritromicina y la azitromicina son derivados sintéticos de la eritromicina.

Macrolidos comunes

Menos comunes o en prueba

Cetólidos

Los Cetólidos son un nuevos grupo de antibioticos que estan estructuralmente relacionados a los macrólidos. Son usados para tratar infecciones del tracto respiratorio caudados por bacterias resistentes a los macrólidos.

Macrolidos no antibioticos

Los medicamentos tacrolimus (Prograf), Pimecrolimus and sirolimus los cuales son usados como inmunosupresores o inmunomoduladores, tambien son macrolidos, con actividad similar a la ciclosporina.

Macrolidos tóxicos

Una variedad de macrolidos tóxicos producidos por bacterias han sido aislados y caracterizados, como las micolactonas y la Oligomicina usada en pruebas de laboratorio solamente por su toxicidad.

Química

Los macrólidos poseen un anillo lactónico macrocíclico al que se unen diversos desoxiazúcares y se clasifican atendiendo al número de miembros de la molécula. Ej.:

La eritromicina es una base débil (pKa de 8.9) que forma rápidamente sales y ésteres cuando se pone en contacto con ácidos orgánicos.

La azitromicina y la claritromicicina son macrólidos semisintéticos estructural y farmacológicamente relacionados con la eritromicina.[1] La azitromicina difiere estructuralmente de la eritromicina por la sustitución de un grupo metilo por un átomo de nitrógeno en el carbono 9 del anillo de lactona, mientras que la claritromicina se diferencia por la metilación de un grupo hidroxilo en la posición 6 del anillo de lactona. Estas modificaciones estructurales les permiten a los macrólidos nuevos una mayor potencia contra bacterias Gram negativas, resitir la degradación del ácido en el jugo gástrico y penetrar mejor a los tejidos.

Historia

La Eritromicina penfiga vulgar fue el primer macrólido, descubierto en 1952, por Manuel Alexander McGuire y colaboradores, en los productos metabólicos de una cepa del Streptomyces erytherus,[1] obtenido originalmente de una muestra de tierra recolectada en el archipiélago de las Filipinas.[2]

La eritromicina se ha usado desde esa época para el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio superior, la piel y tejidos blandos causados por organismos susceptibles (principalmente cocos (Bacteria Gram positiva|Gram positivos), y especialmente en pacientes alérgicos a las penicilinas.

Mecanismo de Acción

Los macrólidos inhiben la síntesis proteica mediante la unión a la subunidad ribosomal 50s, inhibiendo la transolacación del aminoacil ARNt.[1] Tiene también efectos sobre el nivel de la peptidi transferasa. Sus acciones pueden provocar un efecto bacteriostatico o bactericida, segun la especie bacteriana atacada, la concentracion del antibiótico alcanzada en el sitio de infección o la fase de crecimiento en que se encuentran las bacterias durante el ataque del antibiótico.

Los macrólidos ejercen su efecto sólo en los microorganismos que se encuentran en proceso de replicación. Los macrólidos penetran mas fácilmente en las bacterias gram positivas, la claritromicina es el único que posee actividad sobre bacterias gram negativas, pero es muy escasa.

Resistencia al efecto de los macrólidos

  • Modificación de la diana: el más frecuente: El ARNr 23s es metilado por metilasas codificadas por el gen erm (presentes en Staphilococcus, Streptococcus, Enterobacterias, Lactobacillus). Hay dos tipos de modificaciones:
    • constitutiva: resistencia de amplio espectro excepto a la Estreptrogramicina.
    • inducible: resistencia a los macrólidos de 14 y 15 carbonos
  • Modificación enzimática: los macrólidos de 14 carbonos pueden inactivarse por esterasas, glicolasas y fosfotransferasas.
  • Sistema de expulsión por bombeo: gen presente en plásmidos. Muy frecuente.

la unidad en la que se manejan es muy rara pero si efectiva.

Indicaciones

Los macrólidos tienen un espectro de actividad muy similar entre uno y otro, no penetran el líquido cefalorraquídeo y logran altas concentraciones en piel, oído medio, secreciones bronquiales, próstata, mucosa gástrica, granulocitos y macrófagos. Basado en ello, los macrólidos se indican en medicina en:

La claritromicina tiene mayor actividad sobre H. Influenzae y es más potente contra el estafilococo y el estreptococo que lo es la eritromicina. La eritromicina es altamente activa contra Streptococos betahemolíticos del grupo A y Streptococcus pneumoniae. La mayoría de cepas de streptococos beta hemolíticos incluyendo grupos B, C, F, y G son también susceptibles a la eritromicina.

Farmacocinética

La azitromicina permitía por su efecto postantibiótico, una duración de 3 días de tratamiento, pero en el último tiempo por la resistencia demostrada, implica una duración de por lo menos 6 días, bastante menor que los 10 a 14 días del resto de los macrólidos.

Efectos Adversos

Son muy seguros.

  • M14 y M15 estimulan la motilidad intestinal, por lo que pueden producir dolor abdominal, náuseas y vómitos.
  • Hipersensibilidad cutánea.
  • Eosinofilia.
  • Pueden producir ototoxicidad y nefrotoxicidad.

 

Eritromicina

Eritromicina


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
6-(4-dimethylamino-3-hydroxy-6-methyl-oxan-2-yl)oxy-14-ethyl-7,12,13-trihydroxy-

4-(5-hydroxy-4-methoxy-4,6-dimethyl-oxan-2-yl)oxy-3,5,7,9,11,13-hexamethyl- 1-oxacyclotetradecane-2,10-dione

Identificadores
Número CAS 114-07-8
Código ATC J01FA01
PubChem 3255
DrugBank APRD00953
ChEBI  ?
Datos químicos
Fórmula C=37, H=67, N=1, O=13
Peso mol. 733.93 g/mol
Farmacocinética
Biodisponibilidad 100 % (oral)
Unión proteica 90 %
Metabolismo hígado (bajo 5 % se excreta sin cambios)
Vida media 1,5 h
Excreción biliar
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo A (Au), B (U.S.)
Estado legal  

54 (Au), solo Rx (U.S.)

Vías adm. oral, intravenosa, im

La Eritromicina fue el primer macrólido descubierto, en 1952, por McGuire y colaboradores.

Los investigadores hallaron este compuesto en los productos metabólicos de una cepa del Streptomyces erytherus, obtenido originalmente de una muestra de tierra recolectada en el archipiélago de las Filipinas.

  •  

Historia

Abelardo Aguilar, un científico filipino, envío unas muestras de suelo a su compañía empleadora Eli Lilly en 1949. El equipo investigador de Eli Lilly, liderado por J. M. McGuire, aisló la eritromicina a partir de los productos metabólicos de una cepa de Streptomyces erythreus (designación cambiada a “Saccharopolyspora erythraea“) encontrada en estas muestras.

El producto fué lanzado al mercado en 1952 bajo el nombre comercial de Ilosone (nombrado por la región de Iloilo en las Filipinas de donde provenía). La eritromicina tambien fue llamada Ilotycin.

En 1981, el premio Nobel en química (1965) y profesor de química de la Universidad de Harvard Robert B. Woodward, junto con su equipo de investigación, postumamente reportó la primera síntesis química de de eritromicina A.

El antibíotico macrólido claritromicina fue desubierto por cientificos de la compañía farmaceútica japonesa Taisho Pharmaceutical en la decada de los 70s como resultado de sus esfuerzos para superar la inestabilidad en medio ácido de la eritromicina.

Los científicos de la empresa Chugai Pharmaceuticals descubrieron un derivado de la eritromicina agonista de motilina llamado mitemcinal, la cual se creía que tenía una marcada actividad procinética (similar a la eritromicina) pero carecía de propiedades antibióticas. Actualmente la eritromicina es comunmente utilizada, (uso no aprobado por la FDA) para trastornos de la motilidad como la gastroparesia. Si el Mitemcinal puede demostrar efectividad como agente procinetico, podria representar un avance importante en el campo de la gastroenterología, puesto que este medicamento no conlleva riesgo de generar resistencia antibiótica.

Indicaciones

Estos investigadores realizaron las observaciones iniciales in vitro, determinaron el rango de toxicidad y demostraron la efectividad del fármaco en infecciones experimentales y naturales producidas por Gram positivos.

La Eritromicina se ha usado desde esa época para el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio superior, la piel y tejidos blandos causados por organismos susceptibles (principalmente cocos Gram positivos), y especialmente en pacientes alérgicos a las penicilinas.

La Eritromicina es la droga de elección para el tratamiento de infecciones por M. pneumoniae, Legionella pneumophila, difteria, coqueluche, conjuntivitis o neumonía por Chlamydia trachomatis y angiomatosis bacilar. También es una alternativa segura a las tetraciclinas en el tratamiento de infección pélvica por Chlamydia durante el embarazo.

La Eritromicina puede tener efectos secundarios.

Farmacología

La Eritromicina es bien absorbida en el tracto gastrointestinal, y aunque es destruida por el jugo gástrico, existen varias preparaciones que son resistentes a esta destrucción por el ácido gástrico hasta que alcanza el intestino delgado. La presencia de alimentos en el estómago suele disminuir su absorción, excepto la forma de estolato de eritromicina.

La eritromicina es excretada primariamente en la bilis; solamente del 2 al 5% es excretada en la orina. Las concentraciones en la bilis pueden ser 10 veces mayores que las del plasma sanguíneo. Difunde bien a través de la mayoría de tejidos excepto el cerebro y el líquido cefalorraquídeo. Cruza la barrera hematoplacentaria y se encuentra en la leche materna.

La vida media normal es de 1,4 horas, y los niveles séricos son mantenidos por 6 horas. La dosis recomendada es de 250 mg a 1 g cada 6 horas. Para administración intravenosa, 0,5 a 1 g cada 6 horas pero su uso por esta vía es limitado ya que causa flebitis. La Eritromicina no presenta interacciones adversas con el consumo de alcohol, sin embargo, como ocurre con todo medicamento, debe evitarse la ingesta conjunta.

Azitromicina

Azitromicina


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
9-deoxy-9a-aza-9a-methyl-9a- homoerythromycin A OR (2R,3S,4R,5R,8R,10R,11R,12S,13S,14S)-11-((2S,3R,4S,6R)-

4-(dimethylamino)-3-hydroxy-6-methyltetrahydro-2H-pyran-2-yloxy) -2-ethyl-3,4,10-trihydroxy-13-((2S,4R,5S)-5-hydroxy- 4-methoxy-4-methyltetrahydro-2H-pyran-2-yloxy)- 3,5,6,8,10,12,14-heptamethyl-1-oxa-6-azacyclopentadecan-15-one

Identificadores
Número CAS 83905-01-5
Código ATC J01
PubChem 55185
DrugBank APRD00397
ChEBI  ?
Datos químicos
Fórmula C38H72N2O12 
Peso mol.  ?
Farmacocinética
Biodisponibilidad  ?
Metabolismo  ?
Vida media  ?
Excreción  ?
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo ?
Estado legal  
Vías adm.  ?

Azitromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos. Nombres comerciales Épica y Zitromax. Su dosificación en la mayoría de los esquemas contempla la administración de una dosis total de 1.5 g. Dada su prolongada vida media, este puede ser administrado en una sola toma diaria.

Contenido

[ocultar]

Espectro de acción

La azitromicina es activa frente a infecciones causadas por las siguientes bacterias:

  1. S. aureus, S. pyogenes, S. pneumoniae, estreptococos alfahemolíticos (grupo viridans) y otros estreptococos, y C. diphtheriae;
  2. aerobios gramnegativos: H. influenzae, H. parainfluenzae, B. catarrhalis, L. pneumophila, B. pertussis, B. parapertussis, V. cholerae y parahaemolyticus,
  3. anaerobios: Bacteroides fragilis y especies de Bacteroides, C. perfringens, especies de Peptococcus y especies de Peptostreptococcus, F. necrophorum y P. acnes;
  4. C. trachomatis, T. pallidum, N. gonorrhoeae y H. ducreyi;
  5. B. burgdorferi, C. pneumoniae, T. gondii, M. pneumoniae, M. hominis, U. urealyticum, P. carinii, M. avium, especies de Helicobacter (Campylobacter) y L. monocytogenes

Indicaciones

La azitromicina se usa para tratar ciertas infecciones del tipo de la bronquitis; neumonía; y enfermedades de transmisión sexual (ETS). La azitromicina ha sido utilizada de manera segura y efectiva para el tratamiento de infecciones pediatricas entre las cuales se encuentran: faringitis y amigdalitis, otitis media, infecciones del tracto respiratorio e infecciones de la piel y otros tejidos blandos. La azitromicina pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos macrólidos. Funciona al detener el crecimiento de las bacterias. Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los resfriados, la gripe y otras infecciones virales.

Azitromicina también se usa para tratar la infección por H. pylori y la enfermedad de Lyme precoz. También se usa para prevenir la infección al corazón en aquellos pacientes que deberán someterse a procedimientos dentales o de otro tipo. En adultos la azitromicina ha sido usada principalmente para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual como infecciones por Chlamydia trachomatis, linfogranuloma venéreo, uretritis no gonocóccica, enfermedad pélvica inflamatoria, gonorrea, sífilis, chancroide y donovanosis. Se puede administrar una vez al dia para inflamaciones. En caso de infecciones bucofaríngeas administrar cada doce horas.

La azitromicina también se ha usado para infecciones del tracto respiratorio superior y en infecciones por agentes como: Salmonella, Campylobacter jejuni, Shigella, Toxoplasma gondii, Mycobacterias no tuberculosas, criptosporidiosis, etc. También se ha usado en fiebre tifoidea y como profilaxis de la malaria.

Farmacología

La azitromicina tiende a ser más estable que la eritromicina al pH gástrico. Esta droga penetra rápida y extensamente en los tejidos. Permanece en los leucocitos polimorfonucleados in vitro por varias horas aún después de que la droga extracelular ha sido removida y su liberación puede ser estimulada por fagocitosis. La absorción de la azitromicina puede verse afectada por al presencia de comida.

Los niveles en los macrófagos y PMN pulmonares, tejido de las amígdalas, tejidos genitales o pélvicos permanecen elevados por períodos largos con una vida media tisular de 2 a 4 días. Esta característica permite la administración de una única dosis para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual y de regimenes de tratamiento de 3 a 5 días para infecciones de la piel, tejidos blandos y algunas infecciones respiratorias. La Azitromicina no tiene metabolismo hepático.

 

Efectos adversos

Como los restantes macrólidos es bien tolerado, mostrando escasos efectos secundarios a dosis terapéuticas. Los más frecuentes son malestar gastrointestinal (náuseas, vómitos, flatulencias) y aumento elevado de enzimas aminotransferasas.

Clindamicina

Clindamicina


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
(2S,4R)-N-((1R)-2-chloro-
1-((3R,4R,5S,6R)-3,4,5-trihydroxy-
6-(methylthio)-tetrahydro-2H-pyran-2-yl) propyl)-
1-methyl-4-propylpyrrolidine-2-carboxamide
Identificadores
Número CAS 18323-44-9
Código ATC J01
PubChem 29029
DrugBank APRD00566
ChEBI 3745
Datos químicos
Fórmula C18H33N2ClO5S 
Peso mol. 424.6 g/mol
Sinónimos 7-chloro-lincomycin
7-chloro-7-deoxylincomycin
Farmacocinética
Biodisponibilidad 90% (oral)
4–5% (tópica)
Metabolismo Hepatic
Vida media  ?
Excreción Biliary and renal (sobre 20%)
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo A(AU) B(Estados Unidos)
Estado legal S4(AU)
?(UK) ℞-only(Estados Unidos)
Vías adm. Oral, tópica, IV, intravaginal

La clindamicina es un antibiótico del grupo de las lincosamidas. Clindamicina es un antibiótico semisintetico y derivado del lincomicina por la sustitución de un átomo de cloro por un grupo Hidroxilo (HO). Es más eficaz contra las infecciones que implican los tipos siguientes de organismos:

Se utiliza sobre todo para tratar las infecciones causadas por las bacterias anaerobias susceptibles. Tales infecciones pudieron incluir infecciones como la septicemia y la peritonitis. En pacientes alérgicos de la penicilina, la clindamicina se puede utilizar para tratar infecciones aerobias susceptibles también. También se utiliza para tratar las infecciones del hueso causadas por el estafilococo áureo. El fosfato de clindamicina (tópico) se puede utilizar para tratar acné severo.

  •  

Formas disponibles

La clindamicina se administra comúnmente en casquillos penales como clorhidrato o en la suspensión oral como clorhidrato de palmitato. Está también disponible para la inyección intravenosa como fosfato. En preparaciones tópicas la clindamicina está como el clorhidrato o fosfato (Evoclin® o Dalacin Tópico®).

Mecanismo de acción

La clindamicina tiene un efecto bacterioestático. Interfiere con la síntesis de las proteínas, en una manera similar a la eritromicina y cloramfenicol, uniéndose a la subunidad 50S del ribosoma bacteriano. Esto causa el antagonismo si son administrados simultáneamente y hace posible una resistencia cruzada.

Farmacocinética

Casi toda la clindamicina oral (aproximadamente 90%) administrada se absorbe del tracto gastrointestinal, y se distribuye extensamente a través del cuerpo, excepto en el sistema nervioso central. Este fármaco no es inactivado por el ácido gástrico y las concentraciones plasmáticas no se modifican mayormente cuando se administra con alimentos. La clindamicina se distribuye en muchos sitios del cuerpo incluyendo: bilis, hueso, sinoviales, saliva, próstata y pleura y también se acumula en PMN, macrófagos y abcesos. La Clindamicina atraviesa la barrera placentaria y aparece en la leche materna, es parcialmente metabolizada en el hígado y su excreción es biliar y renal.

El fosfato de clindamicina, como inyección, es inactivo, pero se hidroliza rápidamente en la sangre al clindamicina activa. Las altas concentraciones de clindamicina se pueden encontrar en la bilis (100 veces superiores a las concentraciones en plasma).

 

 

Metabolismo

La mayoría de la clindamicina se metaboliza en el hígado, y algunos de sus metabolitos son activos, por ejemplo N-dimetil y los disulfóxido metabolitos, y algunos son inactivos. La vida media de la clindamicina son 21 horas. La clindamicina activa y sus metabolitos se excretan sobre todo en la orina y algo en la bilis.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios comunes son principalmente desórdenes gastrointestinales. La clindamicina puede causar una condición potencialmente mortal, colitis pseudomembranosa, que es causado por Clostridium difficile, bacterias resistentes a la clindamicina (el resto de bacterias han sido matadas por la clindamicina, permitiendo que la C. difficile sobre-prolifere y que cause la inflamación de los dos puntos).

Claritromicina

Claritromicina


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
6-(4-dimetilamino-3-hidroxi- 6-metil-tetrahidropiran-2-il) oxi-14-etil-12,13-dihidroxi-

4-(5-hidroxi-4-metoxi-4,6- dimetil-tetrahidropiran-2-il) oxi-7-metoxi-3,5,7,9,11, 13-hexamethil-1- oxaciclotetradecane-2,10-diona

Identificadores
Número CAS 81103-11-9
Código ATC J01
PubChem 84029
DrugBank APRD00181
ChEBI  ?
Datos químicos
Fórmula C38H69NO13 
Peso mol.  ?
Farmacocinética
Biodisponibilidad 50% (IM o IV)
Metabolismo  ?
Vida media  ?
Excreción  ?
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo ?
Estado legal  
Vías adm.  ?

La claritromicina es el nombre de un antibiótico del grupo de los macrólidos que se indica para el tratamiento de infecciones de la piel, las mamas y las vías respiratorias,[1] entre ellas la faringitis, amigdalitis, sinusitis, bronquitis crónica, neumonía bacteriana—en especial las causadas por la bacteria Chlamydia pneumoniae—y en pacientes con VIH para prevenir y tratar infecciones por el complejo Mycobacterium avium. Ocasionalmente se indica para el tratamiento de la Legionelosis.

  •  

 

Historia

La claritromicina fue inventada por científicos japoneses en los años 1970. El producto emergió como resultado de esfuerzos en desarrollar una versión de la eritromicina que no presentara la clásica inestabilidad en medios ácidos como el jugo gástrico y reducir los efectos gastrointestinales de náusea, vómitos y malestar estomacal.

Mecanismo de acción

La claritromicina y los otros macrólidos ejercen sus efectos sobre microorganismos que se encuentran en proceso de traducción protéica mediante la unión a las subunidad ribosomal 50s. Esta unión inhibe la translocación del aminoacil ARN de transferencia y por ende la síntesis de polipéptidos bacterianos. En sus acciones, la claritromicina es particularmente efectiva en contra de ciertas bacterias Gram negativas como la Legionella pneumophila, Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae y Neisseria gonorrhoeae. La Claritromicina ha demostrado ser un tratamiento efectivo contra infecciones por Helicobacter pylori.[2]

Este mecanismo de acción de los macrólidos es compartido por otros grupos de antibióticos como los fenicoles (Cloranfenicol) y las Lincosamidas (Clindamicina y Lincomicina). Por esta razón pueden interferir con la acción de esos antimicrobianos.

Farmacología

A diferencia de la eritromicina, la claritromicina se absorbe bien en el tracto gastrointestinal, independientemente de la presencia de comida, por lo que puede ser administrada sin protectores gástricos. Como el macrolido de mejor absorción tiene una biodisponibilidad del 50%. Su rápida biotransformación produce un metabolito activo el cual mantiene un pico a 3 horas posteriores a su administración.

La claritromicina tiene buenas concentraciones en los tejidos, que son mayores que las de eritromicina, pero menores que las de azitromicina, alcanzando niveles 10 veces mayores que los del plasma sanguíneo. Penetra bien los macrofagos, por lo que puede ser efectivamente transportada a los sitios de infección. Durante el proceso de fagocitosis por los leucocitos PMN, se liberan grandes concentraciones de la claritromicina.

Su vida media prolongada se debe a la producción de su metabolito activo, lo cual permite su dosificación 2 veces al día. La Claritromicina es extensamente metabolizada en el hígado por el sistema enzimatico citocromo P450, y su excreción es renal.

Las reacciones adversas más frecuentes con el uso de la claritromicina son diarrea náuseas, acidez estomacal, sabor extraño en la boca, dolor de estómago y dolor de cabeza. Las reacciones alérgicas, que incluyen picazón, inflamación, dificultad para respirar o para tragar, entre otras, deben ser consultadas sin demora con un profesional especializado.[1]

Tetraciclina

Archivo:Tetraciclina.png
Tetraciclina


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
(2Z,4S,4aS,5aS,12aS)-​2-​(amino-​hydroxymethylidene)-​ 4-​dimethylamino-​ 6,10,11,12a-​tetrahydroxy-​6-​methyl-​4,4a,5,5a-​tetrahydrotetracene-​ 1,3,12-​trione
Identificadores
Número CAS  ?
Código ATC J01AA07
PubChem 5497101
ChEBI  ?
Datos químicos
Fórmula C22H24N2O 8
Peso mol. 444.4 g/mol
Farmacocinética
Biodisponibilidad  ?
Metabolismo  ?
Vida media  ?
Excreción  ?
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo ?
Estado legal  
Vías adm.  ?

Las tetraciclinas constituyen un grupo de antibióticos, unos naturales y otros obtenidos por semisíntesis, que abarcan un amplio espectro en su actividad antimicrobiana. Químicamente son derivados de la naftacenocarboxamida policíclica, núcleo tetracíclico, de donde deriva el nombre del grupo.

Las tetraciclinas (tetrapack) naturales se extraen de hongos del género Actinomyces. Del Streptomyces aurofaciens se extraen la clortetraciclina y la demetilclortetraciclina, del S. rimosus se extrae la oxitetraciclina, y la tetraciclina, representante genérico del grupo, se puede extraer del S. viridifaciens, aunque también se puede obtener de forma semisintética. Una característica común al grupo es su carácter anfotérico, que le permite formar sales tanto con ácidos como con bases, utilizándose usualmente los clorhidratos solubles.

Presentan fluorescencia a la luz ultravioleta y tienen la capacidad de quelar metales di o trivalentes, como el calcio, manganeso, o magnesio.[1]

Es uno de los antibacterianos más experimentados. Ya en 1953 se recoge la aprobación de su nomenclatura en la farmacopea británica.[2] Rápidamente se extendió su uso de tal modo que ya en 1955 se habla de cepas resistentes a la tetraciclina y la clortetraciclina.[3] A finales del año 2008 Pub Med recoge más de 14.000 artículos sobre estos antibióticos.

  •  

Farmacocinética.[] 

Las tetraciclinas se absorben de forma rápida y completa a nivel de tubo pancreatico, fundamentalmente en intestino delgado, y alcanzan su máxima concentración en sangre en un plazo de entre tres y seis horas. De forma parenteral se absorben de forma óptima, destacando la rolitetraciclina. Su unión a proteínas plasmáticas es muy variable: desde el 20% de la oxitetraciclina al 90% de la doxiciclina. Se distribuyen por todos los tejidos, especialmente en el tejido óseo, y penetran en el interior de las células. Atraviesan la barrera placentaria, pero no así la hematoencefálica. Consecuencia de estas dos propiedades es su contraindicación en el embarazo. Se metabolizan en todo el organismo de forma parcial, eliminándose la mayor parte en forma inalterada por orina. Debido a su alta concentración en bilis presentan fenómeno de recirculación entero-hepática, pudiendo encontrarlas parcialmente excretadas en heces. A nivel renal presentan fenómenos de reabsorción tubular más o menos intensos en función del tipo de tetraciclina, lo que explica las diferencias respecto a la vida media dentro del grupo. La clortetraciclina es la de menor vida media (unas 5 horas), mientras que la doxiciclina tiene más de 15. ++++++

Mecanismo de acción.

Actúan fundamentalmente como bacteriostáticos a las dosis habituales, aunque resultan bactericidas a altas dosis, generalmente tóxicas. Actúan por varios mecanismos:

  • Desacoplan la fosforilación oxidativa de las bacterias.
  • Provocan una inhibición de la síntesis protéica en el ribosoma de la bacteria. Actúan inhibiendo la síntesis proteica al unirse a la subunidad 30 S del ribosoma y no permitir la unión del ácido ribonucléico de Transferencia (tRNA) a este, ni el transporte de aminoácidos hasta la subunidad 50 S.[1]
  • Existe también evidencia preliminar que sugiere que las tetraciclinas alteran la membrana citoplasmática de organismos susceptibles, permitiendo la salida de componentes intracelulares.[5]

Las resistencias bacterianas a las tetraciclinas son de aparición lenta, aunque mucho más rápida si se utiliza por vía tópica. El mecanismo bacteriano implicado puede ser mediante plásmido, lo que explica la reticencia a usar las tetracilinas en el ámbito hospitalario, para evitar la aparición de resistencias simultáneas a varios antibióticos. Existen resitencias cruzadas entre los miembros del grupo.[6]

Indicaciones

Este espectro explica su utilización en las siguientes patologias, entre otras:

Hay que tener en cuenta que aunque in vitro su actividad es más amplia, in vivo nos encontramos con otros muchos antibióticos que pueden resultar más efectivos o con menos efectos adversos que las tetraciclinas, por lo que éstas quedan relegadas a antibiótico de segunda elección, cuando fallan los de primera elección.

Contraindicaciones

  • El uso de tetraciclinas durante el desarrollo dental (segunda mitad del embarazo, lactancia y niños menores de 8 años), puede causar decoloración permanente de los dientes (de gris parduzco a amarillento). Aunque esta reacción adversa es más frecuente con el uso durante períodos prolongados, también se ha observado tras la administración de tratamientos cortos repetidos.[7]
  • En caso de alergia a tetraciclinas (doxiciclina, minociclina, oxitetraciclina, tetraciclina).
  • En pacientes con porfiria.
  • Las tetraciclinas deben evitarse en pacientes con lupus eritematoso sistémico.
  • No se deben ingerir con leche ya que se inactivan.
  • NO se deben tomar conjunto a retinoides orales (Roaccutane o similares) ya que existe el riesgo de formacion tumores intercraneales beningnos

Reacciones Adversas

En el siguiente listado se recogen tan sólo las reacciones adversas descritas con una frecuencia superior al 0.1% (>1/1.000). Están descritas otras numerosas reacciones que se presentan con una frecuencia inferior (< 1/1.000; menor del 0.1%).[7]

Órgano afectado. Criterio CIOMS. Tipo de reacción adversa.
Pruebas de Laboratorio. Infrecuentes. aumentos en los niveles de urea en sangre
Trastornos de la sangre. Infrecuentes. anemia hemolítica, trombocitopenia, neutropenia y eosinofilia.
Trastornos del sistema nervioso. Infrecuentes. Dolor de cabeza
Trastornos gastrointestinales. Infrecuentes. Glosodinia , náuseas y vómitos , faringitis aguda ; gastroenteritis y colitis no infecciosa, estomatitis.
Trastornos de la piel. Infrecuentes. Rash maculopapular y eritematoso. Fotosensibilidad.
Otros. Muy frecuentes. hipersensibilidad dental (al calor).

Clasificación

Siguiendo las directrices de la Clasificación ATC, los antibióticos que componen el grupo de las tetraciclinas serían:

J01A Tetraciclinas[8]
J01AA Tetraciclinas. J01AA01 Demeclociclina.

J01AA02 Doxiciclina.

J01AA03 Clortetraciclina.

J01AA04 []].

J01AA05 Metaciclina.

J01AA06 Oxitetraciclina.

J01AA07 Tetraciclina.

J01AA08 Minociclina.

J01AA09 Rolitetraciclina.

J01AA10 Penimepiciclina.

J01AA11 Clomociclina.

J01AA12

J01AA20 Combinaciones de tetraciclinas.

J01AA56 Oxitetraciclina, combinaciones

 

 

Cloranfenicol

Cloranfenicol


Aviso médico
Nombre (IUPAC) sistemático
(2,2-Dicloro-N-[(aR,bR)-b-hidroxi-a-hidroximetil-4-nitrofenetil]acetamida)
Identificadores
Número CAS 56-75-7
Código ATC J01BA01 Plantilla:J01
PubChem  ?
ChEBI  ?
Datos químicos
Fórmula C11H12N2Cl2O5 
Peso mol. 323.131 g/mol
Farmacocinética
Biodisponibilidad  ?
Metabolismo N/A
Vida media  ?
Excreción Leche materna, riñones
Consideraciones terapéuticas
Cat. embarazo ?
Estado legal  
Vías adm. Oral y parenteral

El cloranfenicol (o “cloramfenicol”) es un antibiótico. Fue obtenido por vez primera de un hongo del suelo de la familia de los actinomicetales, Streptomyces venezuelae, más tarde se elaboraría a partir de otras especies de Streptomyces[1] y en la actualidad se produce por síntesis.

  •  

Antecedentes

El cloranfenicol es un fármaco efectivo frente a un amplio espectro de microorganismos, en especial estafilococos, pero debido a sus serios efectos secundarios (daño a la médula ósea, incluyendo anemia aplásica) en humanos, su uso se limita a infecciones muy graves, como la fiebre tifoidea. Pese a sus efectos secundarios, la OMS aboga por su uso en muchos países del tercer mundo en ausencia de tratamientos más baratos. En México se utilizaba en las décadas de los ochentas y noventas para tratar diarreas de manera injustificada, sin control e irresponsablemente.

Historia

El Streptomyces venezuelae fue aislado en 1947 de una muestra de tierra obtenida en Venezuela. A fines del mismo año se utilizó la escasa reserva del fármaco que se disponía para tratar un brote de tifus endémico en Bolivia y se obtuvieron resultados impresionantes. En 1950 se observó que podría ocasionar discrasias sanguíneas graves y letales. Por ello, se ha reservado su uso para pacientes con infecciones graves como meningitis, tifus y fiebre tifoidea. También es eficaz en la fiebre de las montañas rocosas.

Descripción

El cloranfenicol es una sustancia blanca y cristalina, neutra con un sabor muy amargo. Para eliminar la característica de sabor se creo una técnica de esterificación con ácido palmítico para producir palmitato de cloranfenicol que es una sustancia sin sabor sin perder la eficacia terapéutica.[2] El cloranfenicol es estable en soluciones neutras y ácidas, pero al llegar al pH 10 el fármaco es inactivado. Es moderadamente soluble en agua, más soluble en alcohol y éter. Las soluciones a 37 °C se deterioran paulatinamente con una vida media de 6 meses. Existe una versión del antibiótico que en vez de ser palmitato es succinato sódico de cloranfenicol. Es resistente a temperaturas de esterilización lo cual es muy común en laboratorios microbiológicos.

Farmacología

Tanto el palmitato como el succinato de cloranfenicol deben ser hidrolizados a cloranfenicol en el organismo antes que pueda ejercer su acción antibacteriana. El antibiótico inhibe la síntesis de proteínas bloqueando la actividad de la enzima peptidil transferasa al unirse a la subunidad 50S del ribosoma evitando la formación del enlace peptídico.

Farmacocinética

Absorción

Tras la administración oral, el cloranfenicol en forma de palmitato o succinato sódico, se absorbe bien desde el tracto gastrointestinal. Las sales de palmitato y succinato sódico se hidrolizan rápidamente a cloranfenicol libre y las concentraciones en suero se elevan a su punto máximo en 3 horas aproximadamente.

Distribución

El cloranfenicol se distribuye en la mayor parte de los tejidos y líquidos del cuerpo, incluyendo el líquido cefalorraquídeo, hígado y riñones. Cerca del 60% del fármaco se una a proteínas plasmáticas.

Metabolismo

El compuesto de origen se metaboliza principalmente por la glucuronil trasferasa hepática en metabolitos inactivos.

Excreción

Cerca del 10 – 12% de la dosis se excreta por los riñones como fármaco sin cambio. El resto se elimina en forma de metabolitos sin actividad farmacológica.

Precauciones y advertencias

El cloranfenicol debe ser evitado por personas con infecciones menores o con hipersensibilidad al fármaco. No debe emplearse en pacientes con insuficiencia renal o hepática. Como casos especiales se cuentan las personas con porfiria aguda y con deficiencia de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (DG6F). El fármaco puede excretarse activo a través de la leche materna. El Cloranfenicol está fuertemente relacionado con anemia aplásica.

Interacciones medicamentosas

El cloranfenicol inhibe el metabolismo de la fenitoína, el dicumarol, la ciclofosfamida y el fenobarbital lo que produce que estos fármacos prolonguen su vida media y se incremente su potencial toxicidad.

Reacciones adversas

La depresión de la médula ósea es el efecto adverso más serio y peligroso del cloranfenicol. Existen dos tipos de depresión de la médula ósea: una que no depende de la dosis administrada ni del tiempo de uso. Puede conducir a anemia aplásica y es irreversible. El otro tipo de depresion medular si depende de la dosis y se relaciona con concentraciones plasmáticas del fármaco que exceden los 25 mg/mL. La diferencia con el tipo de depresión mencionada anteriormente es que ésta puede revertirse espontáneamente al suspender la medicación.

Este sindrome se produce por una dosificación excesiva o niveles plasmáticos mayores a 40 mcg/ ml que inhiben el transporte mitocondrial de electrones en hígado, miocardio y músculo esquelético

Generalmente se manifiesta a los dos a nueve días después del tratamiento y se caracteriza por: Vómito, taquipnea, distensión abdominal, cianosis

Es más común en neonatos por deficiencia de glucoroniltransferasa y menor excreción renal. En ellos se ha llamado el “SINDROME DEL NIÑO GRIS”; porque en el primer día presentan vómito, inapetencia, respiración irregular y rápida, distensión abdominal, períodos de cianosis y expulsión de heces laxas y verdosas; y en las siguientes 24 horas se tornan flácidos, su color es gris ceniciento y presentan hipotermia.

En 40% de los enfermos se produce muerte y entre quienes se recuperan, por lo general no quedan secuelas.

Resistencia

La resistencia al cloranfenicol se debe al gen cat. Este gen codifica una enzima llamada “cloranfenicol acetiltransferasa” que desactiva el cloranfenicol enlazando uno o dos grupos acetilo derivados del acetil-S-coenzima A, a los grupos hidroxilo del cloranfenicol. Esta acetilación impide la unión del cloranfenicol al ribosoma bacteriano.

Presentaciones farmacéuticas

  • Cápsulas de 250 mg y 500 mg.
  • Suspensión: Conteniendo 150 mg por cada 5 mL.
  • Solución (farmacéutica): que contiene cloranfenicol al 0.5%
  • Ungüento oftálmico: con cloranfenicol en concentraciones del 1%.
  • Solución ótica: Presentación para instilación en el oído con 0.5% de fármaco.
   

Antibióticos macrólidos

  • Clasificación. El término macrólido designa la estructura química constituida por un anillo lactónico de gran tamaño.

Mecanismo de acción. Todos los macrólidos inhiben la síntesis de la proteína dependiente de ARN en la bacteria.

Mecanismos de resistencia bacteriana. Los mecanismos de resistencia a los macrólidos son la aparición de cambios estructurales en el lugar de unión al ribosoma, la existencia de bombas de expulsión activa y la presencia de enzimas inactivantes.

Características farmacocinéticas. El perfil farmacocinético es muy similar y, en esencia, consiste en biodisponibilidad oral moderada, amplia distribución tisular y eliminación a través del metabolismo hepático.

Efectos secundarios. La tolerancia a los macrólidos es buena y los efectos secundarios son escasos.

Control clínico de la toxicidad. La toxicidad se controla, fundamentalmente, atendiendo a la sintomatología que presente el enfermo.

  • Consideraciones especiales de su empleo clínico. Los macrólidos se incluyen en la categoría B de los fármacos que se pueden utilizar durante el embarazo.

Empleo empírico. Indicaciones. La principal indicación clínica es el tratamiento empírico de infecciones de vías respiratorias altas y bajas, de intensidad leve o moderada, y adquiridas en la comunidad.

Posología. Dependiendo de la gravedad y de la patología subyacente, la dosis de los macrólidos es variable.

Asociaciones. La asociación de un macrólido con otros fármacos se emplea en la profilaxis de la cirugía colorrectal, en el tratamiento de la úlcera péptica y en las neumonías adquiridas en la comunidad que requieren ingreso hospitalario.

Contraindicaciones. El metabolismo a través de la enzima CYP3A4 puede interferir con el metabolismo de otros fármacos que emplean el mismo sistema enzimático.


 

Acerca de alenfermeria

me gusta la enfermeria , uno de mis principales hobbies
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Macrólido

  1. Pingback: Trabajos de Enfermeria AGN | Alenfermeria's Blog

  2. Pingback: Trabajos de Enfermeria AGN | Alenfermeria's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s